publicado por Jul 16 46 visitas

Los días laborales de hoy son cada vez más largos y más intensos, lo que hace que muchos empleados sientan que simplemente no tienen lo que se necesita para hacer todo.

En la era moderna, la mayoría asumiría que nuestra fuerza laboral sería más productiva que nunca. Pero estas expectativas conllevan una mayor carga de trabajo y plazos más ajustados. Se espera que los empleados hagan aún más en cada vez menos tiempo.

Debido a esta cultura prevaleciente en el lugar de trabajo, los empleados de hoy a menudo sienten que están jugando un juego perpetuo de ponerse al día, tratando constantemente de reducir la cantidad de tareas en sus interminables listas de tareas pendientes.

Como resultado, pueden posponer tareas, concentrarse en tareas que no importan o desarrollar planes que no los ayudan a salir adelante, algo que será bastante obvio si está utilizando una herramienta de seguimiento de la productividad.

Con eso en mente, tenemos mucho más que decir en nuestra productividad de lo que muchos pensarían. Para ayudarlo a aumentar su productividad y liberarse de estos obstáculos, aquí hay cinco consejos para que su día de trabajo sea refrescante y productivo.

Ideas para aumentar la productividad en el trabajo

No todos los consejos de productividad funcionarán para todos porque no hay dos días laborales iguales. Sin embargo, tener estos consejos a su disposición puede ayudarlo a identificar qué métodos pueden funcionar para usted y cómo aplicarlos.

Analicemos algunas ideas para aumentar la productividad en el trabajo y revitalizar su jornada laboral.

  1. Encuentre formas de responsabilizarse

La responsabilidad juega un papel crucial en la motivación y la productividad. Cuando nos hacemos responsables o creamos situaciones en las que otros nos hacen responsables, estamos motivados para completar nuestras tareas y podemos contrarrestar la improductividad en el lugar de trabajo.

Un ejemplo de responsabilidad por uno mismo es desarrollar una lista de tareas pendientes que mantenga a su lado mientras trabaja. Sin embargo, es importante hacer bien una lista de tareas pendientes. No debería ser una lista en constante crecimiento a la que agregue constantemente. En su lugar, haga su lista de no más de cinco elementos y trabaje en cada tarea, comenzando por la más difícil, hasta que esté completa.

Con un recordatorio de lo que necesita lograr (y tal vez algún contenido inspirador que lo ayude a lograrlo), estará más motivado para hacerlo todo.

La responsabilidad externa a menudo es tan simple como contarle a alguien más sobre sus metas y pedirle que trabaje para lograr una meta específica con usted. Si está en un entorno de equipo, usar una herramienta de seguimiento de la productividad para asegurarse de que todos se desempeñen como se espera también puede ser motivador.

Dicho esto, conozca las desventajas de sus métodos de rendición de cuentas elegidos. Por ejemplo, las listas de tareas pendientes se vuelven mucho menos eficientes cuando están sobrecargadas de tareas o incluyen tareas que no son esenciales. En lo que respecta a la responsabilidad externa, confiar en alguien que demuestra ser poco confiable puede ser un gran obstáculo.

Planifique con anticipación estos problemas para no perder impulso en el futuro.

  1. Deje atrás el multitasking

El multitasking a menudo nos hace sentir que estamos haciendo más cosas. La verdad es que en realidad estamos dividiendo nuestra atención entre varias tareas, haciendo poco en cada una, hasta que llegamos al final del día y nos damos cuenta de que no hemos despejado ningún trabajo.

En lugar de hacer malabares con las tareas, céntrese primero en las tareas de mayor prioridad. Luego, trabaje en su tarea hasta que esté completa. Y asegúrese de eliminar las distracciones bloqueando sitios web o sitios de redes sociales que puedan incitar a alejarse de su trabajo. También puede configurar un temporizador para desafiarse a sí mismo a realizar tareas en un período de tiempo específico.

Cuando se concentra en una tarea a la vez y se asegura de que está realizando el trabajo más importante primero, verá un cambio masivo en su productividad, especialmente si el seguimiento de la productividad ya es parte de su sistema. Si se ha estado preguntando, "¿por qué medir la productividad?", este es un gran ejemplo de lo útil que puede ser.

  1. Incorpore movimiento a su día

La mayoría de los trabajadores de oficina pasan gran parte de su día en sus sillas de oficina. El problema con esto es doble. Primero, los empleados tienen menos descansos, lo que puede resultar en un agotamiento que afecta su productividad. En segundo lugar, el movimiento es necesario para mantener a los empleados con energía y listos para abordar su trabajo.

Asegúrese de incorporar movimiento a lo largo de su día configurando un temporizador para intervalos frecuentes, estirando o haciendo ejercicio una vez que haya terminado un bloque de trabajo, y pruebe herramientas como escritorios para sentarse / pararse para ayudarlo a ponerse de pie y moverse.

Cuando esté sentado, intente mejorar su postura para mantenerse más alerta y reducir el impacto de sentarse en su salud también. Si está rastreando un software de seguimiento de la productividad, se sorprenderá al ver lo que algún movimiento y más tiempo de descanso harán por el desempeño de su equipo.

  1. Diseñe su espacio de trabajo para la productividad

Los diseños conscientes del espacio de trabajo ayudan a fomentar la productividad. Cree un espacio de trabajo que solo incluya herramientas esenciales, no esté desordenado y esté en su propio espacio separado (con herramientas dedicadas como una configuración ergonómica que promueva una mayor comodidad) para que su cerebro sepa que es hora de trabajar una vez que se siente.

También puede utilizar otras estrategias, como incorporar plantas de interior en su espacio de trabajo, ya que se ha demostrado que reducen el estrés. Cuando su espacio está diseñado correctamente, sentarse y ponerse a trabajar es mucho más fácil.

  1. Consolide herramientas y simplifique sistemas

La tecnología puede ser útil y perjudicial para su productividad. Solo un ejemplo de esto es el fácil acceso a Internet. Después de todo, Internet y la productividad en el lugar de trabajo siempre han estado reñidos.

Por supuesto, este problema se manifiesta en nuestra vida profesional cuando también tenemos demasiadas herramientas. Muchas de las herramientas que tiene pueden realizar la misma tarea o puede tener una solución que sea mucho más efectiva que otra herramienta en su arsenal.

Consolide sus herramientas para que solo tenga una herramienta para cada necesidad. Además, desarrolle sistemas que lo ayuden a aumentar su productividad y evitar grandes pérdidas de tiempo (por ejemplo, solo revisar su bandeja de entrada durante el almuerzo o la noche).

Por último, incorpore herramientas como el software de seguimiento de la productividad que realizan un seguimiento de su progreso y garantizan que todas estas herramientas y sistemas contribuyan a un mayor rendimiento. Cuanto más cuidado ponga en simplificar su forma de trabajar, más productivo será.

Comprenda que no todo está bajo su control

Parte de ser más productivo significa comprender qué es y qué no controla para hacer más cosas.

Por ejemplo, es posible que no pueda decirle a su jefe que haga avanzar un proyecto o que se salte una reunión porque es más conveniente para su horario. Sin embargo, lo que puede hacer es actuar de manera proactiva para cambiar sus tareas y crear un sistema más eficaz para realizar las tareas.

Siempre que se enfrente a factores que afectan la productividad en el lugar de trabajo y que no pueda cambiar, pregúntese: ¿Cómo puedo responder de manera más eficaz? Cuando pueda hacerse cargo de lo que puede controlar, aumentará su productividad y se sentirá empoderado.

Usted es el dueño de su productividad

En nuestra vida profesional, tenemos el poder de impulsar nuestra productividad en el lugar de trabajo. El primer paso comienza con aprender qué consejos y herramientas podemos utilizar para sacar más provecho de nuestra jornada laboral para muchos de nosotros.

Si está cansado de sentir que siempre está atrasado y luchando por ponerse al día, use los cinco consejos proporcionados anteriormente para marcar una diferencia importante en su forma de trabajar (y use una herramienta de seguimiento de la productividad para realizar un seguimiento de su progreso y todo productividad del trabajador de oficina)!

Puede visitarnos en www.workpulsla.com para conocer más sobre la herramienta de productividad que está revolucionando el trabajo remoto.

Para leer el articulo en su idioma original puede seguir este enlace. 

Ventas:

Madrid, España
+34 910 602261

Bogotá, Colombia
+57 1 3819092

Buenos Aires, Argentina
+54 11 52193346

Lima, Perú
+51 1 6429639

México D.F., México
+52 55 41696339

Santiago, Chile
+56 228988235

...